.

Historia

Introducción

El jardín de infancia “Iniykusiriy” a través de la pedagogía Waldorf, acoge al niño con amor, cariño y respeto , pues sabe que es un ser constituido por cuerpo, alma y espíritu. A partir de esto, ofrecemos un ambiente saludable,  que responde a las verdaderas necesidades del niño pequeño,  con actividades que le permiten comprender el mundo a través de su propia experiencia,  por medio del hacer,  jugar,  de experimentar con sus sentidos;  usando para ello materiales naturales,  por lo cual elaboramos también nuestros propios juguetes,  ademas de enfatizar y propiciar una alimentación orgánica y nutritiva.

El jardín Inikusiriy,  nació por el impulso de un grupo de padres,  que buscaban libertad y autonomía en la educación de sus hijos; trazándose la meta de que dicha pedagogía este al alcance de familias con niveles económicos bajos,  a esto se unió la fuerza de un grupo de maestras y profesionales que creyeron en la propuesta,  y el sueño de abrir un jardín para que mas niños sean acogidos y tengan la oportunidad de vivenciar una nueva forma de enseñanza.

Con mucho trabajo y paciencia logramos encontrar un lugar acogedor,  con áreas verdes y espacio físico adecuado para trabajar con los niños.

Remodelando los ambientes y con algunos arreglos se inauguró la institución el día 12 de marzo del 2006 con el apoyo de todos los padres que hicieron muchos esfuerzos por cubrir las necesidades inmediatas.

Para poner el nombre del jardin hubo un proceso de iniciativas, se penso en las cualidades de lo que se queria brindar a los ninos, se escucharon opiniones y surgio una serie de propuestas, entre las cuales estaba el de “Iniykusiriy” , que en nuestra lengua quechua significa “creer con alegría”, fue muy gratificante saber que encerraba todo lo que vivía el grupo humano en  esos momentos y por lo cual la mayoría decidió.

Realmente para maestros, padres de familia y amigos que impulsaron esta iniciativa, fue un trabajo muy enriquecedor que los lleno de fuerza y coraje. El respeto y confianza que los padres tienen por el grupo de profesionales, los enorgullece y los incentiva a seguir adelante, luchando por el ideal de una pedagogía hacia la libertad. El camino pedagógico debe ser el camino del alma, logrando el desarrollo armonioso de lo espiritual y lo físico en el ser humano.

Las características socioeconómicas a la que pertenecen las familias de los niños que viven alrededor de la institución, en su mayoría son inmigrantes de zonas andinas, quienes formaron sus negocios y pequeñas empresas en los asentamientos humanos, asociaciones de vivienda y cooperativas del sector, a causa de la ola terrorista que atraveso nuestro país; familias que buscan un futuro diferente para sus hijos en el distrito de San Juan de Lurigancho, que es el mas poblado de lima y el de menos recursos.